Sobre el cierre del periodo de sesiones ordinarias recién podría debatirse el Proyecto de Ley que propone modificar la regulación sobre los contratos inmobiliario. La sesión (que estaba prevista para hoy) se suspendió por una interna entre Cambiemos y el Radicalismo (parte del interbloque) por razones derivadas de la conformación del Consejo de la Magistratura. El martes 27 quedará como fecha tentativa para su debate. Debido a estos inconvenientes, los tiempos se acotaron y se disminuyeron las chances para que la ley de alquileres pueda ser aprobada este año. La ley se tratará 3 días antes de cierre de sesiones, con lo que si se desea convertir en Ley, deberá pasar a sesiones extraordinarias. De no haber consenso el próximo martes perderá estado parlamentario y deberá iniciar de foja cero el año entrante. El proyecto, entre otros puntos, establece que las comisiones inmobiliarias sean pagadas de forma compartida por propietarios e inquilinos. Asimismo, que el mecanismo de ajuste semestral del precio del alquiler sea conformado con un índice especial que mezclará la evolución de los salarios con el de los precios. Respecto a la garantía, será más flexible pero no tanto como pretendía la redacción original del proyecto. La iniciativa planteaba cinco opciones: garantía real, aval bancario, seguros de caución, recibo de sueldo o garantía de fianza, a opción del inquilino. Si este contaba con alguna de esas variantes, el propietario no podía exigirle otra complementaria. Tras varias discusiones, el Proyecto final establece que el dueño del inmueble pueda exigir dos de las cinco alternativas planteadas. Cristian Lucero - Zona Dueño